CU gradúa el 62 por ciento de sus estudiantes de color y el 69% de los estudiantes blancos. Hay muchas razones por las cuales un estudiante no puede completar su título, tales como recursos financieros, obligaciones familiares, problemas de salud y frustración debido a la necesidad de tomar clases de recuperación. Todos los estudiantes experimentan estos problemas, pero CU debe ser consciente de los obstáculos particulares que enfrentan los estudiantes de raza negra y origen latino y tomar medidas para enfrentarlos, de modo que todos los estudiantes tengan la misma oportunidad de tener éxito en CU.

Fomentar asociaciones con instituciones educativas más diversas para proporcionar apoyo y puentes con CU es una forma de ayudar a inscribir y a prosperar a estudiantes más diversos. Promoveré una cultura de no discriminación para proteger los derechos civiles de cada estudiante, y me gustaría ver un mayor apoyo académico, de salud mental y de mentoría para aumentar la retención y las tasas de graduación de los estudiantes negros y latinos.

Otros pasos que CU puede tomar para tratar de cerrar la brecha de graduación:

  • Proporcionar un mejor asesoramiento para transferir a los estudiantes de los colegios comunitarios para que tomen los cursos que contarán para su especialización en CU.

  • Usar aplicaciones que rastreen la asistencia de los estudiantes, la finalización de las tareas y los resultados de las pruebas en combinación con un asesor que se comunicará con ellos para averiguar por qué no están prosperando.

  • Trabajar con los estudiantes para declarar una especialización temprana y brindar asesoramiento profesional y así ayudarlos a combinar los cursos con la carrera deseada.