Para la mayoría de los estudiantes, el aumento de las matrículas es el mayor obstáculo para asistir a la Universidad de Colorado. En el año 2000, el estado cubría dos tercios del costo de la universidad, mientras que los estudiantes y las familias eran responsables de un tercio. En ese entonces, la matrícula y otros costos de CU Boulder para los residentes eran $ 3.188. Hoy en día se cuadruplica a $ 12.602, ya que el estado cubre solo un tercio, mientras que los estudiantes pagan dos tercios.

Colorado se ubica en el puesto 48 en el país en financiamiento para la educación superior, y CU obtiene solo el 5% de su presupuesto del estado. Si queremos mantener nuestra fuerza laboral altamente educada y hacer lo correcto por nuestros residentes, debemos revertir el financiamiento público de la educación superior. Siempre he sido una defensora del financiamiento público para la educación superior, y como su Regente, presionaré a la legislatura para que se restablezca el financiamiento a los niveles previos a la recesión.

Dicho esto, hay varias acciones que la Junta Directiva puede tomar para aliviar la carga financiera de nuestros estudiantes.


Matrícula garantizada

En el 2016, CU Boulder instituyó la matrícula garantizada para estudiantes residentes. La matrícula para los estudiantes de primer año entrantes este otoño permanecerá asegurada a la misma tasa durante cuatro años, lo que dará a las familias la previsibilidad que necesitan para planificar los gastos significativos de la universidad. Me gustaría ver que CU ofrezca esto, en los cuatro campus, para que las familias puedan planificar con anticipación en lugar de sorprenderse con aumentos de 4, 5 ó 6% cada año.


Costos ocultos de clases

CU Boulder también eliminó recientemente las costos adicionales de clases, que no sean publicados en el sitio web adicionalmente a la matrícula y otras tarifas obligatorias. Los estudiantes generalmente no los ven hasta que reciben su factura. Estas tarifas se suman y pueden ser particularmente onerosas para los estudiantes de STEM, llegando a $ 1.000 por año o más. Al igual que con la matrícula garantizada, me gustaría ver que CU elimine estas tarifas para los estudiantes en los cuatro campus.


Eficiencia

Algunas personas han argumentado que corregir ineficiencias y reducir gastos en el presupuesto de la UC podría reducir significativamente la matrícula. Esto simplemente no es cierto. Si bien la Junta siempre debe buscar formas de simplificar el presupuesto, esos ajustes menores solo ayudarán marginalmente. Dicho esto, cuando yo prestaba servicio en la Junta Escolar del Valle de Boulder manejé un presupuesto de $ 400 millones y tuve que lidiar con la difícil decisión de recortar el presupuesto en un 10% durante la Gran Recesión. Como su regente examinaré el presupuesto de $ 4,5 mil millones de CU para ayudar a priorizar el gasto y determinar si se pueden lograr mayores eficiencias.